Aún recuerdo el olor de la cocina de mi abuela, la seguridad de que al abrir la puerta de su horno habría algo buenísimo esperándonos, aún lo recuerdo, y espero no olvidarlo nunca

jueves, 3 de septiembre de 2015

Tartar de Atún

Hola a todos de nuevo! otra vez me encuentro delante del ordenador retomando algo que me encanta y que por falta de tiempo y más horas de trabajo de las que me gustaría no he podido hacer durante los últimos meses.
Ultimamente me llevan los demonios con el tema de la conciliación... no sé en que momento de la película perdimos el sentido común y nos creímos de verdad que íbamos a poder con todo sin que nos sumasen horas extras al reloj. A veces me planteo que hemos sido muy torpes en este tema, nos ha podido el amor propio que de eso andamos sobradas y nos hemos ahogado en nuestro propio ego queriendo demostrar a todos que podemos con todo. Y desengañémonos, ni nosotras ni nadie puede con todo a la vez y queriendo rozar la perfección.
Os recomiendo un libro escrito desde del humor que os hará pensar: El club de las Madres Perfectas, un poco exagerado pero real en muchas cosas.
Bueno, ya me he desahogado.
Para retomar mi contacto con el blog, os traigo una receta que hasta hace unos días no me había atrevido a preparar en casa, aunque llevamos todo el verano probando allá donde vamos: Tartar de Atún.
Lo cierto, es que me ha sorprendido por lo fácil que es, lo difícil es encontrar materiales de calidad que son fundamentales, pero la elaboración es muy sencilla.
Os aconsejo prepararlo justo antes de servir, así está mucho más bueno.



Ingredientes:
  • 300 gr de atún rojo sin espinas y sin piel y de aproximadamente 1 cm de grosor.
  • Una lima.
  • 1 tomate no muy maduro.
  • 1 aguacate maduro aunque no blando.
  • Cebollino fresco.
  • Pimienta negra recién molida.
  • Sal en escamas.
  • Reducción de vinagre balsámico de Módena.
  • Semillas de sésamo negras ( opcional).
Para la Vinagreta:
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharada de aceite de soja.
  • 1 cucharada pequeña de vinagre de Jerez.
  • 1 cucharada pequeña de mostaza.
  • Semillas de sésamo blancas ( opcionales).
  • Piñones ( opcionales).

Preparación:
Comenzamos pelando el tomate ( si no está muy maduro se pela bien, si no, podemos escaldarlo. Hacemos dos cortes superficiales a la piel del tomate y lo introducimos en agua hirviendo un minuto. Lo sacamos y lo introducimos en un recipiente con agua con hielo y lo podremos pelar con facilidad).
Yo no le quito las pepitas porque no me molestan pero se le pueden quitar.
Lo cortamos en daditos de 1x1 aproximadamente y lo reservamos.
Pelamos el aguacate y lo cortamos igualmente en cuadraditos de 1 centímetro por 1 centímetro también.
Rallamos media lima y reservamos. Exprimimos media lima y le echamos el zumo al aguacate para que no se oxide y reservamos.
Ahora procederemos a cortar el atún. Yo lo hago lo último para no alterar mucho la cadena de frío. No os olvidéis de preguntar en la pescadería si es congelado, porque si no lo es, deberéis de congelarlo en casa antes de preparar el tartar.


Con un buen cuchillo, cortamos el Atún en cuadrados de la misma medida que lo anterior y reservamos.
Por último prepararemos la vinagreta en un bote o tupper que tenga tapa.
Mezclamos bien todos los ingredientes, añadiendo de forma opcional los piñones y las semillas de sésamo blancas. Tapamos el bote y agitamos bien.
Salamos con muy poca sal el Atún, añadimos la pimienta negra recién molida y la vinagreta, movemos y dejamos macerar no más de 5 minutos.

Ya sólo nos queda emplatar.
Usando un aro, disponemos en el fondo el tomate y el aguacate y sobre éstos el atún sin aplastar.
Espolvoreamos con un poco de cebollino fresco y semillas de sésamo negras si tenemos y adornamos el tartar y el plato con la reducción de blasámico de módena.
Y listo!! Ahora sólo nos quedará disfrutarlo con una buena copa de vino y unas regañás.
Animáos a prepararlo y me contáis.
Un beso a todos y cómo siempre, cuidad de vuestras abuelas porque sus fogones son sin duda el mejor calor al que podemos arrimarnos. Nos vemos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario