Aún recuerdo el olor de la cocina de mi abuela, la seguridad de que al abrir la puerta de su horno habría algo buenísimo esperándonos, aún lo recuerdo, y espero no olvidarlo nunca

sábado, 22 de diciembre de 2012

Feliz Navidad

Gracias a la vida, que me ha dado tanto...así comenzaba la canción de Violeta Parra, todo un himno humanista, con el que estoy cada día más de acuerdo.
Estas Navidades, son muy especiales para mí, porque son las primeras en las que ni niña Carmela, comienza a tomar conciencia de qué es la Navidad,  y simplemente, es maravilloso.
Verla ilusionada, correteando por mi casa,  pandereta en mano, cantando villancicos, o atareada en el Belén, cambiando pastores de sitio y explicando a todo el que llega donde esta cada ternero o la Virgen, o regañando a mi perra, que está encantada con que este año la decoración del árbol sea comestible, y ya ha acabado con la hilera inferior de galletas...
Su cara, su sonrisa, me enternece el alma y me llena de satisfacción.

                                                                                            


Este año además ha nacido mi niño pequeño, Antonio, torbellino de mi casa y sonrisa constante y el principal culpable de que yo hoy escriba en este blog, porque fueron sus desvelos nocturnos los que me trajeron aquí.
Los dos, son el recuerdo permanente, de que hay que vivir cada día, cada momento, cada instante, porque cada uno de ellos es único y tenemos la suerte de poderlos disfrutar al lado de las personas que queremos y que nos quieren y eso es el mejor regalo que estas fechas pueden traernos.



Se que soy afortunada y lo tengo presente a diario, en cada queja absurda y en cada enfado que se vuelve insignificante frente a una sonrisa fugaz de alguno de los dos.
Y desde aquí, mi pequeño portal al mundo, me gustaría invitaros a todos, a disfrutar de estos días y de todos los que vendrán, sin perdernos ni un solo instante de la vida, agradeciendo lo que tenemos, porque estas fechas, son días de recuerdos, de ausencias, de nostalgia, pero también son días de ilusión, de risas, de cante, de inocencia. Días en los que poder sentarnos a la mesa codo con codo con nuestra gente y reírnos, reírnos y hacer que estos recuerdos, esta nostalgia que a veces nos embarga, nos empuje también a convertir las Navidades para los niños de nuestro alrededor en esos días maravillosos que tenemos en el recuerdo.

Felices fiestas a todos y que en estos días estéis rodeados de los vuestros y de platos y postres maravillosos que seguro que prepararéis. Besitos.

13 comentarios:

  1. Hola, guapa! Acabo de descubrir tu blog y me encanta!!!! Me quedo como seguidora tuya :) Feliz Navidad y pasa buenas fiestas!!! Un besito desde Cataluña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y felices fiestas a ti tambien! Besos

      Eliminar
  2. Feliz Navidad "!!!! Espero que pases unas dias estupendos rodeados de los tuyos y de esas dos personitas que tienen tan guapas, Besos y abrazos...

    ResponderEliminar
  3. Que hermosura, felices fiestas y que Dios llene de bendiciones la bella Carmela y al bello Antonio y por supuesto a sus lindos padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y muchas felicidades para ti y los tuyos! Un abrazo

      Eliminar
  4. que bueno lo que cocinas y que bonito lo que escribes felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas felicidades y tenemos pendiente la comida de este año!Muchos besos

      Eliminar
  5. Sin duda eres una persona afortunada como tambien lo somos todos los que estamos a tu alrededor porque tu nos iluminas con tu calor, cuidados y carino. un beso guapisima

    ResponderEliminar
  6. Es muy fácil teniendo tan buen ejemplo cerquita. Te quiero.

    ResponderEliminar
  7. Rocio, paisana, que tengas un muy feliz y gastronómico año 2013
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igulamente, que este año sea mejor que el que se va. Un abrazo

      Eliminar